lunes, 18 de enero de 2016

El procurador debe quedarse.










El procurador debe quedarse:
Al cierre del año 2015 y al inicio de 2016 se han suscitado una serie de eventos que deben llamar poderosamente la atención al gobernador Velasco, ya que de ello depende mucho la imagen que refleje su gobierno, hago mención de esto ante los muchos rumores de cambios en el gabinete estatal, algo a lo que nos tiene acostumbrado, comenzare una con una expresión que le dijo el Arq. Pedro Cerisola Secretario de Transporte y Comunicación al presidente Fox, “No se puede cambiar al operador de vuelo en pleno aterrizaje de un avión, porque se estrellaría” , abundare mis comentarios con algunas de la conversaciones que en su oportunidad tuve con el procurador Herran Salvatti, en tiempos del  gobernador Pablo Salazar , ya que con el palmares que el traía, conocía todos los entuertos de la mafia, había ocupado el cargo del Zar antidrogas en tiempos del presidente Zedillo.
El procurador Zalvatti, de ese entonces, solía decir que se había acordado con la mafia, no cometer más asesinatos en tierras Chiapanecas,  al inicio de ese sexenio se habían dado muchos asesinatos en Palenque, además que el capo de esa región le gustaba robar a muchachitas las tenía por tres días y luego les pagaba a sus padres o si no los mataba, así entonces los muertos empezaron a aparecer en el vecino estado de Tabasco. Es prudente también recordar como el procurador Salvatti, en una carta de su puño y letra ofreció su alma al diablo a cambio de su libertad, cosa que logro, lo que no sabemos quién fue el comprador de esa alma.
En nuestra sociedad hay muchas clases de crímenes, el ordinario por ejemplo, robo y asaltos a peatones y casa habitaciones se detona cuando hay crisis económica, es decir no hay empleos aumenta el crimen ordinario, hay crímenes domésticos, como la violencia intrafamiliar e incluso los asesinatos pasionales, hay crimen de cuello blanco, estafas, despojos, fraudes, y corrupción pública y privada, hay crímenes sociales, contaminación, desforestación e ineptitud de quienes son los responsables de la salud pública, hay crímenes dolorosos, como el secuestro y el abigeato,  y hay crimen organizado, ese que trafica con la droga, las personas, el robo de autos y que cuentan con toda una estructura operacional para su realización, además de estos crímenes hay movimiento sociales que cada día se vuelven más violentos y que ya ha costado vidas humanas por reclamos de causas sociales justas o injustas.
Reforma, municipio del estado de Chiapas hoy refleja una alza a la violencia, asesinatos por doquier, la vos popular dice que el actual alcalde tuvo un acuerdo con la mafia de esa zona, los “z”, quienes tienen asentados su reales en Huimanguillo, Tabasco, estos actualmente hacen una limpia  ordenan el área de trabajo, asesinando a sus rivales. Reforma siempre ha estado asolado por los delincuentes, en múltiples ocasiones los rancheros de esa región han manifestado al gobierno las penurias que pasan en su actividad, secuestros abigeatos, son cosas ordinarias para ellos, ellos en privado señalan a la policía estatal como protectora de los delincuentes, esto lo han constatado porque quien denuncia amanece muerto.
El procurador debe continuar, el conoce el recoveco de la delincuencia, conoce acuerdos y caminos, sabe dónde se rompió la armonía y conoce el comportamiento criminal y tiene información del bajo mundo.
Lastimosamente Chiapas se encuentra inmerso en la actualidad en un alza de todos los indicadores de todos los delitos, hay violencia social, hay violencia criminal, ha violencia institucional, aunque se quiera negar o manipular indicadores, basta con leer la redes sociales, para ver la realidad que nos aqueja.

El procurador debe irse en tiempo de paz, cuando las cosas estén calmadas, cuando los asesinos estén en la cárcel cuando los delincuente paguen sus delitos irse ahora es tirar la toalla cuando el contrincante nos está apaleando y eso sería entregar el mando a los malosos.